miércoles 25 de abril de 2018 - Edición Nº762
La verdad » Sociedad » 16 mar 2018

"La colecta en la misa suele ser miserable"

El monseñor Aguer justificó los aportes del Estado a la Iglesia


La presentación del informe de Marcos Peña en Diputados, el miércoles último, puso en números la relación entre la Iglesia y el Gobierno. El jefe de Gabinete reveló los sueldos del obispado y detalló que el presupuesto para todo 2018 asciende a 130,4 millones de pesos. La divulgación de esos datos no cayó bien en la Iglesia y el arzobispo de La Plata, Héctor Aguer, justificó esos ingresos: "Uno se fija en lo que es la limosna en la misa, en el momento del ofertorio se hace una colecta, que suele ser miserable".

"Si me rebajan o quitan ese dinero me arreglaré como pueda. Pero aquí hay una razón histórica muy fuerte que tiene que ver con el hecho, también histórico, de que la mayoría del pueblo argentino es bautizado en la Iglesia Católica", explicó Aguer. "Creo que hay una mala educación, una deseducación [sic] en los fieles católicos que no aportan. Uno se fija en lo que es la limosna en la misa, en el momento del ofertorio se hace una colecta, esa colecta suele ser miserable".

En su informe, Peña reveló que los obispos diocesanos y los administradores apostólicos y diocesanos cobran 46.800 pesos por mes, mientras que los obispos auxiliares y los obispos eméritos perciben 40.950 pesos mensuales.

Fuente: https://www.lanacion.com.ar/2117512-aguer

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias