La verdad
www.laverdad.com.ar
domingo 17 de diciembre de 2017
Deportes

Accidente de Chapecoense: un nene de 10 años fue el guía del primer rescate

30 nov 2016 - Dolor en el fútbol Ayudó a encontrar al jugador Alan Ruschel en el Cerro El Gordo, donde se produjo el siniestro del avión de Lamia.

A los 10 años, un niño fue protagonista involuntario de la tragedia del Chapecoense. Fue él, con su inocencia, quien guió el rescate de Alan Ruschel, el primer sobreviviente del accidente aéreo del club brasileño que iba a Colombia a jugar la final de la Copa Sudamericana. El chárter se estrelló a cinco minutos del aeropuerto de Medellín y, a raíz de eso, 71 personas murieron y seis resultaron heridas.

Cuando estábamos estacionando las camionetas llegó un niño y nos dijo que a unos heridos los estaban sacando por otro lado”, le contó Sergio Marulanda, uno de los lugareños que cooperó con el rescate, a la agencia EFE. El menor, cuyo nombre no trascendió, los ayudó entonces a evacuar a Ruschel del sitio conocido como Cerro El Gordo, donde quedó destruido el avión de la compañía Lamia.

Justamente Marulanda fue uno de los héroes de la tragedia. Llegó al lugar por el llamado de su hermano, un médico de la región que le pidió que fuese con su camioneta 4x4 y las de otros cuatro amigos para cooperar en el rescate que empezó dos horas después de la colisión del Avro Regional RJ85. “Un policía me dijo: 'Usted es el primero en llegar, monte al niño en la camioneta y vaya a recoger los heridos'”, recordó este hincha de Atlético Nacional, oriundo de La Unión, municipio de Antioquia en el que ocurrió el fatal accidente.

Entonces, se encontró con la escena más desgarradora y con Ruschel, el primero de los rescatados. “Lo subieron arropado, preguntó por su familia y sus amigos, dijo que le dolía mucho la cadera porque tenía una fractura”, aportó Marulanda. El jugador del Chapecoense, con algo de consciencia, mantuvo cortos diálogos en español con los rescatistas y luego fue llevado a una clínica en la localidad de La Ceja.

Otro que contó su experiencia dramática fue Teobaldo Garay, capitán del Cuerpo de Bomberos de Perú, quien se encontraba de visita en el país y formó parte del grupo que estabilizó al jugador Helio Hermito Zampier, el último sobreviviente del Cerro Gordo. “Me encargué de la cabeza y el cuello, pues el paciente llegó con trauma craneoencefálico severo y con muy poca consciencia”, relató Garay. También precisó que tuvo que realizarle un lavado en el cuero cabelludo e interpretar las señales del jugador que fue encontrado bajo el fuselaje de la aeronave junto a su documentación.

Los seis sobrevivientes llegaron al Puesto de Mando Unificado, junto a la vía principal de La Unión, desde donde partían grupos de rescatistas en camionetas, motos y caballos. El último tramo hasta el lugar del accidente debía hacerse a pie “por un terreno agreste que incluía una pendiente de 80 grados y un descenso de 500 metros”. Todos se sorprendieron al encontrar a niños en el lugar del siniestro e indicaron que “si ese avión se estrellaba un minuto después la tragedia hubiese sido mayor” porque esos 60 segundos de diferencia evitaron que impactara contra el municipio de La Ceja.

Fuente :http://www.clarin.com/

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias