La verdad
www.laverdad.com.ar
domingo 17 de diciembre de 2017
Actualidad

El 68% de los embarazos adolescentes no son planificados

29 nov 2016 - El Ministerio de Salud llegará a los lugares turísticos donde confluyen muchos jóvenes para brindarles información

Francisco, Gustavo y Antonio, todos de 16 años, están a punto de terminar las clases. Ya empezaron a salir más, el calor los invita. Aseguran que los tres se cuidan con preservativos, pero que las chicas con las que están no toman pastillas, ni otro método anticonceptivo. No les preocupa mucho, pero cuando se ponen a pensar todos los casos de embarazos adolescentes que hay y que ellos no están ajenos a esa realidad, ahí disparan un “no da ser papá ahora”. Valentina, que tiene anteojos, una cabellera batida y un delantal blanco, dice que sus amigas siempre se olvidan de tomar la pastilla. Y que ella no se anima a ir al ginecólogo para que le recomiende algún anticonceptivo ideal para su cuerpo, porque tendría que llevar a uno de sus padres. “De sexo no se habla en casa”, agrega la joven de 17 años.

El 56% de los embarazos en Tucumán, entre 2014 y 2015, no fue planificado. El porcentaje sube cuando se trata de la población adolescente, menor de 19 años: llega hasta un 68%, según confirman desde el programa de Salud Sexual y Reproductiva, del Ministerio de Salud de la Provincia. Y las vacaciones tienen su influencia, por ello es que se incrementan las campañas. Este año, como lo vienen haciendo en temporadas anteriores, llegarán a lugares turísticos muy concurridos por los jóvenes.

Viviana Guzmán, referente del programa Salud Sexual y Reproductiva, indica que trabajan en varias aristas, aunque las temáticas fundamentales son métodos anticonceptivos y embarazos no planificados. Para ello desarrollan campañas y programas en Educación Integral de la Salud, de manera interministerial, para captar población; hacen campañas en municipios, escuelas, colegios y en cada centro de salud del Ministerio, donde hay nodos de adolescencias (allí se los asesora sobre salud reproductiva). Las temáticas tratadas también están relacionadas con cuidados del cuerpo, prevención de abuso sexual o violencia y en la educación de los derechos (el de recibir un método anticonceptivo y planificar el embarazo cuando uno quiera).

Sobre si el verano influye en los registros de embarazos no planificados, la especialista dijo que, en realidad, son las vacaciones y que por ello hacen campañas de verano, sumadas al trabajo de educación y prevención anual. En 2015 estuvieron en Amaicha y en San Pedro de Colalao. Este año, desde el Programa Integrado de la Salud (Pris) todavía están por determinar los lugares de veraneo a los que irán.

“Trabajamos mucho en la capacitación de los adolescentes, con el objetivo de disminuir el embarazo no planificado, que ellos cuenten con métodos anticonceptivos y gocen de sus derechos sexuales reproductivos que la ley les otorga. Queremos que disfruten y gocen de sus derechos”, resalta la doctora.

Estos derechos, mencionados por Guzmán, están en el nuevo Código Civil y Comercial, que especifica que desde los 13 años en adelante las personas pueden acceder a los métodos anticonceptivos en forma autónoma, como también al diagnóstico de VIH y al test de embarazo. Y además, el adolescente, asesorado por un profesional, podrá elegir cuál es el método anticonceptivo más adecuado para él.

- ¿Hubo un cambio en la actitud de los adolescentes frente a este derecho?

- Han reaccionado, van aceptando, van aprendiendo, se van sumando cada vez más a nuestro trabajo. Se liberan más y pierden la timidez. Por lo tanto cada vez se acercan más, y solos, a los centros asistenciales.

- ¿A partir de qué edad hacen su primera consulta?

- El promedio de inicio sexual en Tucumán es de 15 años. Esto varía dependiendo de las zonas, porque también hay pacientes con inicio muy temprano, que por lo general la causa es el abuso sexual.

- ¿Cuáles son las zonas donde se registran más embarazos no planificados?

- Tal vez en el interior o en alta montaña, en lugares menos accesibles a la información. Tucumán tiene un territorio pequeño pero muy poblado y tenemos dificultades territoriales. No obstante tenemos equipos en todos esos sectores.

- ¿Han tenido resistencia en colegios católicos para brindar las charlas con los alumnos y docentes?

- Las escuelas y colegios laicos tienen más abiertas las posibilidades. Hace unos años los religiosos abrieron sus puertas. Hay publicaciones del Papa que sugieren que niños o niñas tienen el derecho a recibir información acerca del cuidado del cuerpo. Eso ayudó

Según los datos del programa de Salud Sexual y Reproductiva las estadísticas locales sobre embarazo no planificado corresponden a la media registrada en Argentina, y estos números crecen, en promedio, año a año, en un 1% o en un 2%. Entre los adolescentes, aumenta entre un 1% a un 4%. Todo esto se publica en la Deis (Dirección de Estadísticas e Información en Salud), que es una página oficial de publicación de estadísticas a nivel nacional.

- ¿Por qué no bajan los números?

- Trabajamos en tratar de disminuir esos porcentajes. De todas formas hay que tener en cuenta que la población adolescente va en aumento. Se trabaja muchísimo más que en años anteriores, con la esperanza de disminuir esos números.

En todos los centros asistenciales del Ministerio de Salud de Tucumán se entregan gratuitamente diferentes métodos anticonceptivos, como preservativos, pastillas, implantes, Diu y anticonceptivos inyectables. Quienes lo soliciten podrán recibirlos sin objeción, desde los 13 años como indica el nuevo Código Civil. “Nosotros siempre abogamos por la doble protección. Que es cuando se usa preservativo para prevenir Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) y otro método para prevenir un embarazo”, agrega Ana López, integrante del mencionado programa.

Sobre los métodos anticonceptivos que ofrecen gratuitamente (en todo el país es igual ya que la Ley Nacional 25.673 así lo indica), el 58% de los pacientes elige la píldora, cuya efectividad según la FDA (Food and Drug Administration) es del 99.8% si se consume diariamente, siempre en el mismo horario y sin olvidos. El otro método más elegido (entre el 25 o 30% de los pacientes) es el anticonceptivo inyectable, que se aplica una vez al mes. Por otra parte, entre los jóvenes, el anticonceptivo más popular en los últimos años es el implante subcutáneo, que tiene una duración de 3 años. Se aplica en la parte alta del brazo, del lado interno. Puede extraerse cuando se lo requiera.

“La visión de la ministra Rossana Chahla, en concordancia con la propuesta del Ministerio de Salud de la Nación, es aplicar los métodos anticonceptivos de larga duración, ya que tienen un 99.8% de efectividad, y además contribuyen a disminuir la mortalidad materna. Son los más efectivos, porque no están los riesgos de alteraciones en el consumo diario o mensual. Y nuestro programa los suministra de manera gratuita. De todas formas, el mejor anticonceptivo es el que cada persona elige. Está demostrado que es el que tiene continuidad”, concluyó la profesional.

Los diferentes métodos anticonceptivos

DIU
Es un muy pequeño objeto de plástico recubierto de un hilo de cobre que se coloca en el útero. Impide que los óvulos se junten con los espermatozoides. Hay distintos modelos. Lo coloca un/a profesional de la salud. No hace falta que se hagan estudios como el papanicolau (PAP), ecografías, ni otros exámenes. Tampoco hace falta haber tenido hijos para aplicarlo. Es efectivo de cinco a diez años, según el modelo; y puede retirarse cuando una lo quiera. Es importante acordarse de la fecha en que se lo colocaron y cuándo debe retirarse. “Hay que hacer un control (ecografía) cada 6 meses para saber si está en el lugar correcto”, aconsejó Viviana Guzmán, referente del programa Salud Sexual y Reproductiva. Por otra parte, Ana López, integrante del mencionado programa, resaltó que hay mitos al rededor de este anticonceptivo: lo señalan de que es abortivo. “En realidad es un método anticonceptivo, dado que el cobre genera un ambiente hostil donde no pueden subir los espermatozoides y evita el embarazo. Nunca podría ser abortivo”, argumentó.
No protege del VIH/SIDA ni del resto de las infecciones de transmisión sexual.
Implante
Se aplica con una pistolita en la parte interna del brazo, a unos 5 cm por arriba de la articulación (“está probado que en ese lugar no migra”, dice Guzmán). Se coloca anestesia local. Tiene el tamaño de un fósforo y se puede sacar cuando uno quiera. Es un método de larga duración (“unos tres años) y muy caro (“nosotros lo repartimos gratuitamente, pero en las farmacias puede costar unos $ 4.000)”. Está indicado, sobre todo, a la población adolescente, ya que al no depender de la voluntad de la usuaria es más efectivo.
A veces suele interrumpir el período menstrual, que se normaliza una vez que se extrae el implante. Los jóvenes lo llaman también “chip”.
No protege del VIH/SIDA ni del resto de las infecciones de transmisión sexual.
Inyectable mensual
Tienen hormonas que evitan que la mujer ovule. El efecto es el mismo que con las pastillas, con la diferencia que no hay que tomar todos los días. La primera inyección se aplica entre el primero y el quinto día en que se menstrúa, y después una vez al mes, siempre en esa misma fecha.
No protege del VIH/SIDA ni del resto de las infecciones de transmisión sexual.
Pastillas
Tienen hormonas que impiden la ovulación. Se toma una pastilla todos los días, hasta terminar la caja. Las cajas pueden venir con 21 o 28 pastillas. Lo importante es no olvidarse de tomarlas, y no pasar de los 7 días de descanso en las cajas con 21 pastillas. Si se olvida de tomar una o más, se pueden tomar juntas al otro día y esa semana usar preservativos. No se recomiendan para mujeres con presión alta. Y no protege del VIH/SIDA ni del resto de las infecciones de transmisión sexual.
Métodos definitivos
Tienen altísima efectividad (del 99%), y son: ligadura tubaria (mujer) y vasectomía (varón).
La primera, es una cirugía segura y sencilla en la que se ligan o cortan las Trompas de Falopio para impedir el embarazo. Se hace con anestesia total o peridural. No interfiere en la producción de hormonas y se sigue menstruando y ovulando. No protege del VIH/SIDA ni del resto de las infecciones de transmisión sexual.
La vasectomía es una cirugía segura y simple para los varones, en donde se ligan o cortan los conductos que transportan los espermatozoides. Se hace en media hora, con anestesia local y sin internación. No cambia las relaciones sexuales ni el placer. No afecta el pene en su consistencia ni funcionamiento. No protege del VIH/SIDA ni del resto de las infecciones de transmisión sexual. Ambas operaciones, se realizan gratis en hospitales públicos, obras sociales y prepagas. Lo garantiza la ley nacional 26.130.
Preservativo
Es una funda finita, elástica y lubricada que se coloca cubriendo el pene cuando está erecto, y se desenrolla hasta la base del miembro Hay que acordarse de apretar la punta del preservativo antes de desenrollarlo para que no quede aire. Se usa desde el comienzo de la relación sexual, porque a veces antes de la eyaculación pueden salir gotitas de semen. Sí protege del VIH/SIDA y del resto de las infecciones de transmisión sexual. El preservativo es el único método que impide el contagio de Zika por vía sexual. El varón lo transmite hasta seis meses después de la infección y la mujer hasta a los cuatro meses.
para el día después
La pastilla de emergencia también la brinda el Estado de manera gratuita. Hay que consumirla lo más cercano al evento. No es abortiva, ya que retrasa la ovulación. Es un anticonceptivo hormonal de emergencia.
Otra opción
En la canasta de consumo gratuito se ofrece otro tipo de DIU. Es un dispositivo de liberación hormonal intrauterino, ideal para pacientes con hemorragias o mujeres más adultas

DIU
Es un muy pequeño objeto de plástico recubierto de un hilo de cobre que se coloca en el útero. Impide que los óvulos se junten con los espermatozoides. Hay distintos modelos. Lo coloca un/a profesional de la salud. No hace falta que se hagan estudios como el papanicolau (PAP), ecografías, ni otros exámenes. Tampoco hace falta haber tenido hijos para aplicarlo. Es efectivo de cinco a diez años, según el modelo; y puede retirarse cuando una lo quiera. Es importante acordarse de la fecha en que se lo colocaron y cuándo debe retirarse. “Hay que hacer un control (ecografía) cada 6 meses para saber si está en el lugar correcto”, aconsejó Viviana Guzmán, referente del programa Salud Sexual y Reproductiva. Por otra parte, Ana López, integrante del mencionado programa, resaltó que hay mitos al rededor de este anticonceptivo: lo señalan de que es abortivo. “En realidad es un método anticonceptivo, dado que el cobre genera un ambiente hostil donde no pueden subir los espermatozoides y evita el embarazo. Nunca podría ser abortivo”, argumentó.
No protege del VIH/SIDA ni del resto de las infecciones de transmisión sexual.

Implante
Se aplica con una pistolita en la parte interna del brazo, a unos 5 cm por arriba de la articulación (“está probado que en ese lugar no migra”, dice Guzmán). Se coloca anestesia local. Tiene el tamaño de un fósforo y se puede sacar cuando uno quiera. Es un método de larga duración (“unos tres años) y muy caro (“nosotros lo repartimos gratuitamente, pero en las farmacias puede costar unos $ 4.000)”. Está indicado, sobre todo, a la población adolescente, ya que al no depender de la voluntad de la usuaria es más efectivo.
A veces suele interrumpir el período menstrual, que se normaliza una vez que se extrae el implante. Los jóvenes lo llaman también “chip”.
No protege del VIH/SIDA ni del resto de las infecciones de transmisión sexual.

Inyectable mensual
Tienen hormonas que evitan que la mujer ovule. El efecto es el mismo que con las pastillas, con la diferencia que no hay que tomar todos los días. La primera inyección se aplica entre el primero y el quinto día en que se menstrúa, y después una vez al mes, siempre en esa misma fecha. No protege del VIH/SIDA ni del resto de las infecciones de transmisión sexual.

Pastillas
Tienen hormonas que impiden la ovulación. Se toma una pastilla todos los días, hasta terminar la caja. Las cajas pueden venir con 21 o 28 pastillas. Lo importante es no olvidarse de tomarlas, y no pasar de los 7 días de descanso en las cajas con 21 pastillas. Si se olvida de tomar una o más, se pueden tomar juntas al otro día y esa semana usar preservativos. No se recomiendan para mujeres con presión alta. Y no protege del VIH/SIDA ni del resto de las infecciones de transmisión sexual.

Métodos definitivos
Tienen altísima efectividad (del 99%), y son: ligadura tubaria (mujer) y vasectomía (varón).
La primera, es una cirugía segura y sencilla en la que se ligan o cortan las Trompas de Falopio para impedir el embarazo. Se hace con anestesia total o peridural. No interfiere en la producción de hormonas y se sigue menstruando y ovulando. No protege del VIH/SIDA ni del resto de las infecciones de transmisión sexual.
La vasectomía es una cirugía segura y simple para los varones, en donde se ligan o cortan los conductos que transportan los espermatozoides. Se hace en media hora, con anestesia local y sin internación. No cambia las relaciones sexuales ni el placer. No afecta el pene en su consistencia ni funcionamiento. No protege del VIH/SIDA ni del resto de las infecciones de transmisión sexual. Ambas operaciones, se realizan gratis en hospitales públicos, obras sociales y prepagas. Lo garantiza la ley nacional 26.130.

Preservativo
Es una funda finita, elástica y lubricada que se coloca cubriendo el pene cuando está erecto, y se desenrolla hasta la base del miembro Hay que acordarse de apretar la punta del preservativo antes de desenrollarlo para que no quede aire. Se usa desde el comienzo de la relación sexual, porque a veces antes de la eyaculación pueden salir gotitas de semen. Sí protege del VIH/SIDA y del resto de las infecciones de transmisión sexual. El preservativo es el único método que impide el contagio de Zika por vía sexual. El varón lo transmite hasta seis meses después de la infección y la mujer hasta a los cuatro meses.

Para el día después

La pastilla de emergencia también la brinda el Estado de manera gratuita. Hay que consumirla lo más cercano al evento. No es abortiva, ya que retrasa la ovulación. Es un anticonceptivo hormonal de emergencia.

Otra opción
En la canasta de consumo gratuito se ofrece otro tipo de DIU. Es un dispositivo de liberación hormonal intrauterino, ideal para pacientes con hemorragias o mujeres más adultas

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias