domingo 20 de mayo de 2018 - Edición Nº787
La verdad » Sociedad » 29 nov 2016

Una beba sufrió una golpiza y hay dos chicos baleados

El padre de la nena quedó aprehendido. La pequeña sufrió graves lesiones.


Un hombre fue aprehendido este fin de semana, acusado de haber golpeado salvajemente a su hija de un año y cuatro meses. Además, dos menores de edad permanecen internados en el hospital del Niño Jesús: uno de ellos resultó baleado en un asalto y la otra, una nena de cinco años, se habría disparado accidentalmente mientras manipulaba un arma de fuego.

La primera de las víctimas, una beba de un año y cuatro meses, fue auxiliada por un tío. El hombre denunció en la seccional 13° que su sobrina, al igual que los cuatro hermanitos de la beba, solían recibir brutales golpizas por parte de su padre y de su madrastra. El último hecho se produjo el domingo, cuando -según la denuncia del tío- el padre de la beba la golpeó hasta producirle graves lesiones, por lo que debieron llevar a la niña a un centro de salud.

El tío de la víctima también les dijo a los policías que el hombre aseguró que mataría a sus hijos y que luego se quitaría la vida porque “ya no le importa nada”. Además, remarcó que todos los vecinos fueron testigos alguna vez de las violentas palizas que les propinaban a los chicos tanto el hombre como la mujer.

Informada sobre esta situación, la fiscala de Instrucción Adriana Giannoni ordenó que aprehendieran al padre de la niña por la causa maltrato infantil. El hombre de 33 años fue atrapado por la Policía esa misma noche y ayer debía ser presentado en Tribunales.

Dos víctimas más

El director del hospital del Niño Jesús, Oscar Hilal, se mostró preocupado ayer por el ingreso de dos pacientes heridos con armas de fuego. El primero es un adolescente de 14 años, quien recibió un balazo en la pierna derecha a la altura de la rodilla. Según consta en la denuncia policial realizada por los familiares de la víctima, el joven fue atacado por dos delincuentes el domingo a la noche, en la esquina de calles Castelli y Saavedra, en el barrio Echeverría. Los asaltantes le efectuaron el disparo para quitarle su teléfono celular y luego darse a la fuga.

La otra víctima es una niña de cinco años, oriunda de La Costanera, cuyo estado de salud es delicado, según remarcó Hilal. La nena fue llevada al hospital el domingo con una herida de arma de fuego en el rostro. En la guardia, sus familiares les explicaron a los médicos que la niña había encontrado un revólver que estaba guardado en la casa y que se había puesto a jugar con él. En esas circunstancias -aseguraron los parientes- habría salido el disparo que la hirió en el rostro.

“Por los dos casos ya se les dio intervención a la Policía y a la Justicia”, agregó el director del hospital.

Fuente: http://www.lagaceta.com.ar/

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias