domingo 20 de mayo de 2018 - Edición Nº787
La verdad » Opinión » 16 dic 2015

La rehabilitación de los adictos, tema aún pendiente

El Sistema de Salud todavía no ha reaccionado como corresponde ante la creciente demanda de sitios para tratar a los chicos adictos.


Por:
www.lagaceta.com.ar

Todo esfuerzo parece poco en este campo. Sin embargo, rescatar una vida no tiene medida ni precio. La lucha contra las adicciones presenta varias aristas. No alcanza con combatir el narcotráfico si, a la par, no se hace nada para recuperar a las víctimas de la droga. Y esa recuperación va más allá del hecho de ayudarlas a superar la adicción. Es necesario que puedan ver la posibilidad de tener un proyecto de vida, empleo incluido.

LA GACETA destacó en su edición del sábado pasado la labor de los dueños de la panadería Sabores del Cielo, que emplea a jóvenes en tratamiento de rehabilitación de sus adicciones. No es la única organización que se ocupa de estos temas. Hay varias más, algunas laicas y otras confesionales. Pero muy pocas del Estado. El Sistema de Salud todavía no ha reaccionado como corresponde ante la creciente demanda de sitios para tratar a los chicos adictos.

Los datos del Observatorio Argentino de Drogas, que depende de la Secretaría de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), no son muy optimistas. Indica que el 70% de quienes se encuentran en rehabilitación ya habían estado bajo tratamiento y habían recaído. Aunque tratándose de vidas humanas, vale apostar al otro 30%, con la intención de que ese porcentaje vaya en aumento.

Valdría la pena tener en cuenta la explicación ofrecida por el toxicólogo Alfredo Córdoba, profesional de vasta trayectoria en esta materia, al referirse a por qué es tan difícil superar la adicción debido a la negación que hacen el sujeto (adicto) y el medio, “por la pérdida de temor a la sustancia; por la falta de sitios de tratamientos integrales; por políticas inadecuadas y por la falta de una mirada integral al problema”.

En este sentido, es auspicioso el paso dado por la Secretaría de Desarrollo Social de la Provincia, que ha convocado a formar un comité de trabajo estratégico para abordar la cuestión de la drogodependencia. En ese comité estarían representados, además de la cartera convocante, los ministerios de Salud Pública, de Seguridad, de Educación y otras reparticiones involucradas en forma directa con la problemática, como la Secretaría de Prevención y Asistencia de las Adicciones y el Centro de Rehabilitación para Adictos Las Moritas. Lo destacable es que previo a esta reunión, el titular de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, había mantenido un encuentro con referentes de distintos barrios que vienen demandando más eficacia para enfrentar el flagelo de la venta de drogas y las terribles consecuencias de la adicción. “Lo que nos piden es que trabajemos con organizaciones sociales y que el sistema de salud sea permeable a los adictos”, dijo Yedlin en esa oportunidad. Es deseable que se escuche y se dé respuestas a esa demanda, que no es en absoluta nueva entre la sociedad tucumana. Grupos de madres llevan varios años reclamando la accesibilidad al sistema de salud pública para los adictos y la creación de centros de rehabilitación.

También las mismas madres, en diversas oportunidades, han denunciado quiénes son los que venden drogas en los barrios. Incomprensiblemente, no hay acciones policiales que den resultados efectivos en estos casos. Cualquier vecino sabe dónde se vende la droga, aunque no todos se animen a denunciar. Es que los mismos dealers se promocionan para que su negocio funcione. Y la Policía pareciera ser la única que ignora dónde están esos sitios que expenden “pasajes de ida” a tantos jóvenes tucumanos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias